Casi 40 años de servicio en LatinoaméricaConoce nuestra historia

Uso licencia con atribución (reconocimiento) Freepik.es

Inicios

El IBCI comenzó en Colombia el año 1976 cuando un grupo de pastores y líderes de los Llanos Orientales solicitaron al misionero Sune Andersson, que les ayudara con estudios bíblicos grabados en audio-casetes.

Estos pastores de la Misión Panamericana de Colombia, habían asistido a jornadas de cursos intensivos que se estaban proporcionando en la zona una o dos veces por año. Sin embargo, su deseo era estudiar de manera continua y sistemática la Palabra de Dios y compartirla de mejor forma con sus hermanos de las iglesias locales.

Varios pastores y maestros con muchos años en el ministerio, colaboraron dando de su tiempo para grabar estudios bíblicos en audio casetes y bosquejos del estudio. Pronto se inició un programa que contenía cuatro materias, las que fueron rápidamente terminadas por los líderes estudiantes.

Colombia, inicios IBCIViendo la bendición y gran utilidad de estos cursos, los pastores y obreros pidieron más cursos. Ministros de otras regiones, misiones y denominaciones en Colombia se percataron de la nueva alternativa de estudios y solicitaron ser incorporados al programa. Para 1983 el IBCI pudo ofrecer 40 cursos y materias equivalentes a 3 años de estudios y Diploma en Teología.

 

Expansión


El establecimiento del Instituto en otras naciones de Sudamérica fue cuestión de poco tiempo. En 1985 las iglesias Asamblea de Dios Autónoma de Argentina solicitaron el programa de estudios. En 1991 iglesias de Bolivia, Paraguay, Chile y Perú iniciaron proyectos pilotos que dieron excelentes resultados. En 1994 fue establecido el currículo de 3 años de estudios en Bolivia, Paraguay y Chile.

En 1993 y 1994 se iniciaron nuevos programas en Nicaragua, Honduras y Cuba. En 1997 en Rusia, y a principios de 2000 en México, y el Ecuador. En el año 2000 un programa de capacitación se inició en Togo, África occidental y en Camboya. En el año 2006 un programa de capacitación se inició en Uruguay. Poco a poco, procedentes de Rusia, los programas de formación se han establecido en Bielorrusia, Estonia, y Letonia.